Administración financiera

Análisis e índices de rentabilidad

rentabilidad
Pexels

Análisis en índices de rentabilidad

Para vislumbrar mejor los índices de rentabilidad es importante comprender el concepto de rentabilidad, lo que nos permite dar una mirada a la relevancia de estos índices para las empresas y cómo el uso adecuado nos permite hacer una evaluación financiera correcta.

 

¿Qué es la rentabilidad?

Se entiende por rentabilidad a la medida de la productividad del dinero comprometido en un negocio a largo plazo, es decir, los beneficios producidos por la inversión de unos fondos de dinero; dicha medida garantiza la continuidad de la empresa en el mercado y por ende el aumento de este valor es el aspecto más importante a tener en cuenta dentro de una organización.

Si bien la rentabilidad es importante, esta no siempre lo será más que la liquidez. Lo anterior se debe a que en los problemas de corto plazo, como por ejemplo una necesidad inmediata de efectivo, la liquidez llega a ser más importante que la rentabilidad, por su parte cuando nos enfrentamos a situaciones en el largo plazo, como por ejemplo decisiones estratégicas enfocadas en el desarrollo de nuevos productos y mercados, la rentabilidad está por encima de la liquidez.

Para determinar rentabilidad de una empresa es necesario aplicar ciertos índices y posteriormente analizarlos, es por esto que, ABCfinanzas.com le explica de forma clara, sencilla y con ejemplos los diferentes índices de rentabilidad, como analizarlos y algunos otros temas relacionados con estos índices:

  • Rentabilidad del Activo.
  • Rentabilidad del Patrimonio.
  • Rentabilidad y tasas de Interés.
  • Rentabilidad y riesgo.

 

Rentabilidad del Activo

La rentabilidad del activo o potencial de utilidad, es el índice que permite medir la efectividad de un negocio, pues de su análisis podemos obtener una visión muy amplia de todos los factores que inciden tanto favorable como desfavorablemente en la obtención de rentabilidad. La fórmula que permite hallar la rentabilidad es la siguiente:

 

 

De la fórmula anterior es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Para el valor de los activos de operación no se deben tener en cuenta aquellos activos que no se usan en la actividad principal del negocio, es decir los que aparecen en al Balance General como “otros activos”.
  • En el valor de la utilidad no deben incluirse aquellos activos y pasivos que no están relacionados con la actividad generadora de renta, es decir los que aparecen en el Estado de Resultados como “otros ingresos” y “otros egresos”.
  • El valor de la utilidad depende de la forma en que se esté calculando el índice contra el cual estemos comparando la cifra obtenida y el fin que se persiga con su análisis, es por esto que pueden ser tomados los siguientes:
  1. Utilidad antes de intereses e impuestos (UAII) o Utilidad Operativa: Se toma el valor de la UAII cuando se quiere dar una idea de la eficiencia con que se aprovechan los recursos para generar una utilidad que es capaz de cubrir los costos y generar beneficios para los accionistas. La rentabilidad del activo calculado bajo la UAII representa la tasa de interés que producen los activos de la empresa.
  2. Utilidad antes de impuestos (UAI): si el estándar de la industria está calculado antes de impuestos, lo más razonable para tener un análisis más efectivo es que el índice de la empresa sea calculado bajo esta condición.
  3. Utilidad Neta (UN): se utiliza este valor dependiendo del análisis que se quiera hacer y de los valores de referencia.

 

Ejemplo:

Una empresa tiene activos por $18.000.000, pasivos por $5.000.000 y un patrimonio de $13.000.000. La utilidad de esta empresa en un año cualquiera es de $11.000.000.

Del resultado anterior se puede analizar que los activos de la empresa durante un año generaron un 60% de rentabilidad.

Ahora bien, el análisis de rentabilidad del activo también nos permite conocer el efecto de todas las decisiones internas que se toman en una empresa de la siguiente manera:

Esta razón muestra la capacidad del activo para producir utilidades, independientemente de la forma como haya sido financiado, ya sea con deuda o patrimonio. Este índice de rentabilidad se descompone en dos índices:

  1. Utilidad/Ventas o Margen de utilidad: este índice nos muestra la utilidad que tiene la empresa por cada peso que vende. La cifra tomada para la utilidad puede ser la UAII, UAI o UN.
  2. Ventas/Activos o Rotación de Activos: este índice da una mirada a la eficiencia con que se utilizan los recursos para generar ventas, es decir, muestra la capacidad de generación de ventas por cada peso comprometido en activos.

De lo anterior tenemos que:

Las múltiples decisiones de los administradores pueden afectar el Estado de Resultados y los activos de la organización, es por ellos que estas tienen un efecto directo sobre las Rentabilidad debido a que es una combinación entre ingresos-costos y activos, es por esto que el índice de rentabilidad del activo es el más importante de todos.

El método de descomposición anterior en los índices de margen y rotación, es conocido también como “Sistema DuPont” debido a que fue esta firma quien promovió y utilizo este sistema de análisis.

 

Rentabilidad del Patrimonio

La rentabilidad del patrimonio es el índice que nos permite conocer la tasa de rendimiento que obtienen los socios o accionistas de la organización respecto a su inversión representada en el patrimonio. La fórmula para calcular este índice es la siguiente:

 

Utilizando los datos del ejemplo anterior donde una empresa tiene activos por $18.000.000, pasivos por $5.000.000 y un patrimonio de $13.000.000 y La utilidad de esta empresa en un año cualquiera es de $11.000.000, obtenemos que:

Lo anterior se puede analizar diciendo que durante el año, el  patrimonio tuvo una rentabilidad del 84%.

 

Rentabilidad y tasas de interés

Como ya hemos mencionado anteriormente, de los diferentes índices de rentabilidad se obtienen diferentes tasas de interés las cuales se relacionan entre si y nos permiten hacer un mejor análisis de la organización. A continuación se muestran las diferentes tasas:

Para conocer la relación de estas tasas de interés haremos las siguientes comparaciones:

  • Rentabilidad del patrimonio Vs Tasa de interés que se reconoce a los acreedores:

Para este caso la tasa de rentabilidad del patrimonio debe ser mayor, porque si esta no lo fuera, para el propietario sería mejor liquidar su inversión o hacer otro tipo de inversión. Lo normal es que el propietario corra más riesgo que el acreedor por lo cual su tasa de rentabilidad debe ser mayor.

  • Rentabilidad del activo Vs Tasa de interés que se reconoce al acreedor:

Nuevamente la rentabilidad del activo debe ser mayor, porque los pasivos se toman con el propósito de ponerlos a producir a una tasa menor que su costo, por lo cual la situación ideal para un empresario es:

 

  • Rentabilidad del Activo Vs Rentabilidad del Patrimonio:

En este caso debe ser mayor la rentabilidad del patrimonio gracias a que si la empresa obtiene sobre sus activos una tasa mayor que el costo de sus pasivos se generará un remanente con respecto al monto de los pasivos que beneficiaran directamente al propietario.

Con el fin de comprender mejor lo anterior analicemos el siguiente ejemplo:

Una empresa obtiene una UAII de $40.000, el costo de la deuda es del 30% y presenta el siguiente balance general y estado de resultados.

 

En este caso la relación de las tasas de interés es el siguiente:

 

Como puede evidenciarse la rentabilidad del patrimonio es mayor que la de los activos y que el costo de la deuda (cumpliendo con las relaciones previamente mencionadas), lo anterior implica un beneficio para el empresario porque al tomar un deuda del 30% e invertirla en activos que producen un 40% de rentabilidad, está generando un excedente de 10% sobre el valor de la obligación que hace que el rendimiento del patrimonio se eleve por encima del 50%.

La situación más favorable para los socios de una organización con respecto a las tasas de interés previamente mencionadas seria la que considere un aspecto adicional, y es la tasa mínima requerida de rendimiento (TMRR), por ende la relación es la siguiente:

 

La rentabilidad y el riesgo

Para comprender mejor la rentabilidad y el riesgo es importante tener en cuenta que cada persona tiene un concepto diferente de riesgo respecto a lo que quiere invertir y a las alternativas que se le presentan, por ejemplo alguien podría considerar menos riesgoso invertir en una fábrica de dulces que en una fábrica de juguetes, mientras que otra persona podría opinar lo contrario. Es por eso que existen diferentes factores que influyen en el concepto del riesgo  tales como:

 

Para concluir…

Después de abordar cada uno de los índices de rentabilidad necesarios para hacer una evaluación financiera correcta, se debe tener en cuenta que estos indicadores deben complementarse con algunos adicionales tales como los indicadores de operación, indicadores de endeudamiento y los indicadores de liquidez, los cuales permiten determinar la situación financiera de una empresa. Es por esto que ABCfinanzas.com lo invita a visitar los artículos de Análisis e índices de endeudamiento, Análisis e índices de liquidez  y Análisis e índices de operación.

 

To Top