Administración financiera

Balance general

factura

Balance general

Al balance general también se le conoce como estado de situación financiera, estado de activo y pasivo o estado de recursos y obligaciones, es uno de los estados financieros más importantes que se elaboran en el sistema contable, el cual muestra la situación financiera de la empresa en una fecha determinada. Se puede decir entonces que es como una foto tomada al negocio en esa fecha, en otra  fecha la situación será diferente.Al balance general también se le conoce como estado de situación financiera, estado de activo y pasivo o estado de recursos y obligaciones, es uno de los estados financieros más importantes que se elaboran en el sistema contable, el cual muestra la situación financiera de la empresa en una fecha determinada. Se puede decir entonces que es como una foto tomada al negocio en esa fecha, en otra  fecha la situación será diferente.

El balance general se conforma de tres elementos: El activo, el pasivo, y el patrimonio o capital contable.

El Balance general debe responder principalmente a 3 preguntas fundamentales:

balance general

El objetivo principal entonces de este estado financiero es representar la situación del activo, pasivo y patrimonio de la empresa en un momento determinado.

El Activo

Son los bienes de propiedad de la empresa que pueden ser expresados en términos de dinero. Es todo aquello que le pertenezca a la empresa. Sin embargo estos se clasifican a su vez en los siguientes grupos solo para efectos de análisis financiero:

  • Activos Corrientes o circulante
  • Activos Fijos
  • Inversiones permanentes
  • Activos diferidos
  • Otros activos

Activos corrientes

Son aquellos activos de fácil realización los cuales la empresa tiene la intención de convertirlos en dinero, venderlos o consumirlos a corto plazo, es decir en un periodo inferior a un año. Es importante tener en cuenta que para pertenecer a los activos corrientes no necesariamente estos deben tener la condición de liquidez, ya que se debe considerar la intención de la empresa con relación al bien. Por ejemplo es normal considerar que edificios o terrenos parecieran activos fijos, pero estará en el activo corriente de una empresa si su operación normal es la de comercializarlos. Por esta razón es normal que los activos corrientes se clasifiquen en orden de liquidez, primero los más fáciles de convertir en dinero como caja y bancos y posteriormente los más difíciles como inventarios y demás bienes.

Activos fijos

Son aquellas propiedades, planta y equipo que la empresa no tiene destinado para la venta en el corto plazo los cuales son adquiridos con la intención de utilizarlos en forma permanente para cumplir con su operación, producción o suministro de bienes y demás servicios. Estos pueden ser terrenos, construcciones en curso, maquinaria, herramientas, equipos de cómputo etc. Los activos fijos a su vez se clasifican en activos tangibles e intangibles.

Inversiones permanentes

Son fondos de dinero invertidos con la finalidad de conservar la inversión en el largo plazo. Estas inversiones son activos que se adquieren con excedentes de efectivo que la empresa no necesita en sus operaciones por lo tanto tienen un fin lucrativo. Estas pueden ser por ejemplo las acciones, títulos valores a largo plazo, edificaciones para arrendamientos.

Activos diferidos

Son aquellos pagos que la empresa realiza por anticipado con la expectativa de recibir un bien o un servicio. Es decir son gastos ya pagados pero no utilizados y su objetivo es no afectar la información financiera de la empresa en los periodos en los que aún no se han utilizado estos gastos, los cuales permanecerán en calidad de activos debido a que no se utilizara de forma inmediata, sino que se irán utilizando en el transcurso del tiempo. Por ejemplo algunos gastos que suelen ser pagados de forma anticipada son los arrendamientos, seguros e intereses. A medida que este activo diferido contribuya en la generación de ingreso deberá irse reconociendo como gasto, mientras no se utilice por la empresa debe permanecer en el activo para que guarde relación entre gastos e ingresos de la empresa en el periodo determinado.

Otros activos

Contiene todos aquellos activos que por sus características principales o especiales no pueden incluirse en ninguno de los anteriores. Estos pueden ser por ejemplo la participación en fundaciones sin ánimo de lucro, bienes recibidos en pago, obras de arte.

El Pasivo

Comprende las deudas y obligaciones a cargo de la empresa. Estas provienen por préstamos en dinero que la empresa recibe y/o por bienes y servicios recibidos que la empresa aún no ha cancelado.

Para efectos de análisis financiero, el pasivo se clasifica en los siguientes grupos de acuerdo al periodo del vencimiento de la obligación:

  • Pasivos corrientes o exigibles a corto plazo
  • Pasivos diferidos
  • Pasivos a largo plazo
  • Otros pasivos

Pasivos Corrientes o de corto plazo

Representa las obligaciones que la empresa debe cancelar en un plazo no mayor a un año. Aquellas cuentas que se pueden encontrar con mayor frecuencia son:

  • Las obligaciones financieras.
  • Cuentas por pagar
  • Proveedores
  • Acreedores
  • Obligaciones laborales
  • Impuestos y gravamen

Pasivos diferidos

Son pasivos diferidos los ingresos recibidos por anticipado. Es decir representan ingresos de próximos periodos recibidos en el presente periodo, por esta razón se caracterizan porque al momento de su registro contable la empresa aún no ha cumplido con la contra prestación correspondiente. Las principales cuentas que se registran en este grupo son:

  • Anticipos y avances recibidos.
  • Abonos diferidos.
  • Utilidad diferida en ventas a plazo
  • Impuestos diferidos.

Pasivos a largo plazo

Comprenden las deudas que se deben pagar en un plazo mayor de un año. Destacan en este grupo las cuentas a largo plazo como los créditos hipotecarios, bonos y obligaciones financieras mayores a un año.

Otros pasivos

Son aquellos pasivos que no se pueden clasificar en las cuentas del pasivo corriente y el pasivo a largo plazo. Se clasifican aquí las provisiones para futuras contingencias, cuyo objetivo es cubrir y proteger los resultados de la organización contra futuras contingencias. Sin embargo es importante aclarar, que no se sabe si se va a generar la obligación o no. Las normas técnicas de contabilidad exigen el registro de esta provisión cuando la ocurrencia de la perdida sea probable y su valor razonablemente cuantificable. Una contingencia implica que la empresa se involucre en posibles pérdidas y debe prepararse para que no afecte el resultado de su ejercicio. Para ilustrar mejor este tipo de provisiones se puede analizar el caso de una demanda laboral. Un empleado cuando es despedido puede interponer una demanda contra la empresa si siente que sus derechos han sido vulnerados. Estas demandas suelen ser muy costosas y su fallo poco predecible, por ende la empresa opta por constituir una provisión para esta futura contingencia que refleja en los Otros pasivos la posible obligación que se puede presentar en el futuro por esta demanda. Ejemplo de otras provisiones contingentes que se registran en esta cuenta son: amenazas de litigios, amenazas de expropiación de activos, etc.

El Patrimonio

Representa todos aquellos aportes, capital y todo aquello que realmente le pertenece a los accionistas o propietarios. En este grupo del capital se encuentran las siguientes cuentas:

  • Capital Social
  • Revalorización del patrimonio
  • Superávit:
  • Reservas
  • Utilidad del ejercicio anterior
  • Utilidad del ejercicio actual.

Capital social

Comprende el aporte de los accionistas o socios ya sea en el momento de la constitución de la empresa o en el momento en que se suscriben nuevas acciones dependiendo del tipo de compañía. Es decir el capital social se constituye con los aportes iniciales de los socios bien sea en dinero, en industria o especie, para que la empresa desarrolle los negocios que constituyen su objeto social. Cuando la empresa está conformada por personas naturales los aportes están representados en efectivo o activos que aportan los socios al momento de la constitución. Y en aquellas compañías que tienen representados sus aportes en acciones se presentan varias cuentas como:

  • El capital autorizado: es el valor del capital fijado en la escritura de constitución de la empresa.
  • El capital por suscribir: conformado por las acciones que los socios no se comprometen a pagar en el corto plazo
  • El capital suscrito: Es el capital que se obligan a pagar los accionistas en el corto plazo el cual no puede ser inferior al 50% del capital autorizado.
  • El capital suscrito por cobrar: es el capital suscrito que los socios no han cancelado.
  • El capital suscrito y pagado: es el capital que la empresa ha recibido de los accionistas.

Revalorización del patrimonio

En esta cuenta del balance se refleja el ajuste por inflación al patrimonio, con el objeto de corregir la pérdida del poder adquisitivo de la moneda.

Superávit

En términos generales está representado por aquellos incrementos patrimoniales que no pueden ser registrados como utilidades, debido a que no se han traducido en efectivo para la empresa, por ende no puede ser repartido entre los accionistas. Por ejemplo existen superávit por valorización de activos, por donaciones etc. Aunque también existe un superávit ganado, el cual se refiere a aquellas utilidades efectivamente ganadas y reflejadas en el estado de resultados las cuales se pueden repartir entre los accionistas o propietarios de la compañía.

Reservas

Son aquellas utilidades de ejercicios anteriores de la empresa no repartidas entre los accionistas o propietarios, las cuales se convierten en reservas para fortalecer patrimonialmente la compañía. Las reservas son utilidades no distribuidas a los accionistas y solamente podrán repartirse con la liquidación de la sociedad. Esta cuenta representa el valor de las utilidades no distribuidas, no representa caja. Es importante aclarar que existen varios tipos de reservas:

  • La reserva legal: Es un requisito que exige a la empresa a capitalizar el 10% de las utilidades obtenidas en cada periodo contable.
  • Reservas estatutarias y voluntarias: Comprende las mismas características de la reserva legal, solo que esta es establecida y definida por los mismos propietarios de la compañía y no por la ley.

Utilidad del ejercicio anterior

Esta cuenta representa aquellas utilidades obtenidas por la compañía en periodos anteriores y no se han repartido a los accionistas o propietarios.

Utilidad del ejercicio actual

Esta cuenta se discrimina ampliamente en el estado de resultados que acompaña al balance general y resulta de restar los ingresos obtenidos por la compañía en el periodo contable de los gastos asociados al mismo periodo. En si es la utilidad que la empresa género en el periodo contable que se está presentando.

balance general

To Top