Administración financiera

Estado de cambios en la situación financiera

estado de cambios

Estado de cambios en la situación financiera


Así como el balance general y el Estado de resultados son estados financieros de vital importancia para la toma de decisiones, es aún mejor esperar a obtener la información que se analiza en el estado de cambios en la situación financiera para poder tomar una decisión mucho más acertada en los negocios y empresas.

“Estado de movimientos de fondos”, “estado de fuente y aplicación de fondos” o “estado de origen y uso de recursos” son tres nombres con los que también puede identificarse este estado financiero.

¿Qué es el estado de cambios en la situación financiera?

Es un estado financiero que muestra qué hizo la empresa con el dinero que ganó en un periodo determinado y la forma como lo obtuvo, permitiendo analizar las ganancias obtenidas y cuánto queda en caja y bancos como efectivo disponible. Es decir, este estado muestra cuales fueron las “fuentes” de recursos o “fondos” a las que la administración recurrió para financiar su operación y la forma como estos recursos fueron utilizados o “aplicados” en las diferentes áreas del negocio.

Para una fácil interpretación de los conceptos que se abordarán a continuación en este, es importante tener en cuenta lo siguiente: el término “fuente” en ocasiones es reemplazado por el término “origen”, el término “aplicación” por el término “usos” y el término “fondos” por el término “recursos”.

  • Origen de recursos: Permite conocer como ha conseguido el dinero o los recursos el negocio. El origen de recursos se logra identificar en todos aquellos incrementos detectados en el pasivo o en el capital o bien una disminución en el activo, todos estos representaran un origen.
  • Aplicación de recursos: Permite conocer en que ha utilizado el dinero o los recursos el negocio. La aplicación de recursos se logra identificar en todos aquellos incrementos en activos y disminución en pasivo y capital, todos estos representan una aplicación.

También es importante aclarar que el término “fondos”  hace referencia a los recursos económicos que están permanentemente disponibles para que la empresa lleve a cabo sus operaciones, como el efectivo disponible, terrenos, acciones, activos fijos etc. que no implican necesariamente un movimiento de efectivo sino de recursos para responder a las diferentes necesidades que afectan la situación financiera de la empresa.

¿Para qué sirve el estado de cambios en la situación financiera?

Sirve para analizar lo acertado o no de las decisiones tomadas por el administrador de la empresa, debido a que este estado muestra donde se generaron y en que se utilizaron los recursos, dicha confrontación entre las fuentes (origen) y las aplicaciones (usos) de estos recursos permite evaluar el resultado de la gestión; así que el objetivo principal del estado de cambios en la situación financiera es ayudar a evaluar la calidad de las decisiones gerenciales.

¿Cómo se evalúan estas decisiones gerenciales?

Con la información obtenida en el estado financiero, dicha evaluación se hace analizando si las fuentes (origen) a las que ha recurrido la empresa se han utilizado o aplicado de forma correcta. Por ejemplo, sería muy razonable encontrar que la empresa está financiando la compra de una máquina con un préstamo de largo plazo o un aporte de capital, debido a que se supone que la misma maquina dará los recursos para su pago con las utilidades que ella produce. Por el contrario, no sería razonable si la empresa estuviera recurriendo a utilizar el dinero proveniente de las ventas para la compra de esta máquina, debido a que generaría una posible descapitalización del negocio que se traduce en la disminución en el volumen de su capital de trabajo para poder responder a las necesidades de sus clientes.

De esta manera, las decisiones de inversión, financiación y pago de dividendos es un continuo movimiento entre las fuentes (orígenes) y las aplicaciones (usos) de fondos para poder responder a los objetivos, liquidez y rentabilidad del negocio. A continuación ABCFinanzas.com le muestra cuales son las diversas fuentes de fondos a las que la empresa puede recurrir para financiar sus operaciones y cuales los usos que puede darle a dichos fondos obtenidos.

Análisis de las fuentes de fondos

Un empresario, dueño o administrador de un negocio puede recurrir básicamente a cuatro fuentes de fondos para su financiamiento:

  • Aportes de capital
  • Pasivos
  • Desinversiones
  • Generación interna de fondos

Aportes de capital:

Son todos aquellos aportes que hacen los socios, puede ser en efectivo o en especie, con el objetivo de que la administración pueda disponer de dichos recursos para aplicarlos, es decir para llevar a cabo las operaciones propias del negocio. En este caso por ejemplo, si un asociado aporta un vehículo por $ 40.000.000 debe interpretarse que hubo una fuente para la empresa cuyo valor es de $ 40.000.000, que se aplicó aumentando el valor del activo fijo. Por lo tanto, en este caso el vehículo representa fondos por $ 40.000.000 debido a que es un recurso económico el cual fue financiado con el aporte de un socio.

Pasivos:

Son todas aquellas deudas que asume la empresa tanto a corto como a largo plazo, como lo son préstamos bancarios, crédito de proveedores, prestaciones sociales, bonos, etc.

El pasivo es una fuente de financiación en la medida en que la empresa utiliza en sus operaciones estos fondos. Por ejemplo, si la empresa adquiere materia prima a crédito por $ 2.000.000, se entiende que para la empresa hay una fuente de fondos, cuyo valor es de $ 2.000.000 la cual se aplica aumentando el inventario de materia prima.

Es importante tener en cuenta que los pasivos a corto plazo deben financiar aplicaciones a corto plazo, como aumentos temporales del capital de trabajo. Por ejemplo, para las empresas que venden ropa la temporada de fin de año es crucial para sus ventas, y es en esta época donde necesitaría financiarse a corto plazo para responder a su alta demanda, y que se supone los recursos obtenidos en sus ventas deben responder al pago de la deuda. Si se adquiere una deuda a largo plazo la empresa tendría exceso de liquidez que no utilizaría de forma efectiva.

Aun así, hay casos en los que la empresa debe realizar inversiones permanentes y por lo tanto debe financiarse con fuentes de largo plazo, como los préstamos para poder responder a las necesidades de capital de trabajo que en una empresa se mantiene constante a través del tiempo, como el inventario mínimo de materia prima y las cuentas por cobrar.

De igual manera los pasivos a largo plazo deben financiar aplicaciones a largo plazo como compra de activos fijos, inversiones, etc.

Desinversiones:

Otra de las alternativas de fuentes de financiación es recurrir a los fondos representados en los activos, para utilizarlos (aplicarlos) en la operación del negocio y en aspectos diferentes para lo que se utilizaban originalmente. Por ejemplo, se puede tomar la decisión de vender una máquina o terreno con la finalidad de utilizar dinero en la compra de mercancía o materia prima para aumentar el nivel de inventario y garantizar así la estabilidad en la producción y oferta de productos. Es decir que se disminuye la inversión en un rubro (se desinvierte), para aumentarla en otro (se invierte), lo que está haciendo la empresa realmente es liberar unos fondos que antes estaban en el activo fijo (tomándolos como fuente), para aplicarlos en activos corrientes. Otro ejemplo es cuando la empresa vende mercancía a crédito, en este caso se presenta una desinversión en inventario (fuente) a costa de una inversión en cartera (aplicación). A este fenómeno también se le denomina “liberar fondos”.

Generación interna de fondos:

También se le conoce como “recursos propios” o “fondos propios”, esta fuente es considerada la más importante de todas debido a que representa los fondos que directamente se producen en la operación de la empresa y da las posibilidades de crecimiento, de reparto de utilidades, de recuperación económica etc.

Es considerada la fuente de financiación más importante para la empresa porque determina su permanencia en el tiempo. Esto es así porque si una empresa no genera por si misma el volumen adecuado de fondos, tendría que depender para su crecimiento y permanencia en el tiempo a las anteriores fuentes mencionadas, y esto puede ser peligroso desde el punto de vista de una sana política financiera. Dicho en otras palabras, las otras fuentes deben apoyar a la generación interna de fondos en la labor de crecimiento y no precisamente reemplazarla.

¿Se podría decir entonces que la generación interna de fondos es la única fuente que debería financiar el crecimiento de la empresa? Es posible pero a costa de sacrificar a los accionistas, ya que se supone que esta fuente debe financiar, primero que todo, los dividendos y luego ser acompañada por las otras fuentes en la labor de financiar el crecimiento y permanencia del negocio.


De todo lo anterior puede concluirse que la financiación del crecimiento y permanencia en el tiempo de la empresa debe hacerse a través de una combinación de las fuentes de aportes de capital, de pasivos, de desinversiones y de la generación interna de fondos. Estas últimas deben representar el papel de “fuente líder” y apoyarse en lo que se conoce como “principio de conformidad financiera” que establece que las fuentes de corto plazo deberían financiar aplicaciones a corto plazo, las fuentes a largo plazo aplicaciones a largo plazo y la generación interna de fondos financiar los dividendos y las aplicaciones de corto y/o largo plazo dependiendo de la política de crecimiento de la empresa.

Análisis de las aplicaciones de fondos

En la explicación anterior se abordó todo lo referente a las fuentes de fondos a los que un empresario puede recurrir para la financiación de su empresa. A continuación ABCFinanzas.com le explica que representan las aplicaciones o uso de recursos que un empresario puede llevar a cabo en su negocio con las fuentes descritas en los párrafos anteriores para el crecimiento de la empresa:

Pago de pasivos:

Es una forma de aplicar los recursos utilizando fondos que deberán provenir del corto o largo plazo dependiendo del tipo de pasivos que se están cancelando. Precisamente la generación interna de fondos es la principal fuente de fondos que puede apoyar este tipo de aplicación. Es decir, toda empresa toma deudas con el objetivo de librarlas, y esta liberación se hace en parte o totalmente con generación interna de fondos. Todo lo anterior se sustenta en el “principio de conformidad financiera” explicado en párrafos anteriores.

Inversiones:

Es otra forma de aplicar los recursos con el fin de obtener activos corrientes y fijos, los cuales pueden ser a corto o largo plazo dependiendo del tipo de fondos que se utilicen para financiar estas aplicaciones, entendiéndose además que la generación interna de fondos puede apoyar la financiación de esta utilización de recursos.

Dividendos:

Es otra forma de aplicar los recursos obtenidos de las utilidades, las cuales pueden ser invertidas en la cartera, los inventarios, activos fijos o para disminuir el pasivo, etc. Lo anterior resulta al confrontar la generación interna de fondos con las aplicaciones del período, permitiendo evaluar la posibilidad de pagar dividendos en el período siguiente o en períodos posteriores. Lo anterior se confirma elaborando el estado de presupuesto de efectivo para determinar las necesidades de fondos y poder llegar a la conclusión de que las utilidades “no se pueden tocar” o que parte de estas puede ser repartida como dividendos.

Este tipo de aplicación no puede relacionarse con el largo plazo ni el corto plazo y la recomendación es que debe financiarse con la generación interna de fondos debido a que de lo contrario puede ser riesgoso. De igual manera la decisión de tomar los dividendos para aplicarlas en la operación del negocio debe tener congruencia con las utilidades obtenidas, los compromisos de pasivo, inversión, y liquidez actual de la empresa. Precisamente esta información para ser analizada está contemplada en tres estados financieros que son:

  • Estado de resultados:  muestra las ganancias obtenidas y las operaciones que la generaron.
  • Estado de cambios en la situación financiera: muestra que hizo la empresa con las utilidades obtenidas y es una herramienta fundamental para evaluar la política de dividendos de la empresa.
  • Estado de presupuesto de efectivo: muestra cuales son las necesidades de fondos para el período actual y los períodos posteriores. 

Pérdidas:

Es otra de las formas de aplicar recursos para reponer o financiar las pérdidas obtenidas en el período. Cuando en una empresa ocurre esto (que los egresos sean mayores a los ingresos) es debido a un deterioro de los activos, los cuales deben ser cubiertos con capital de los socios o pasivos si no se quiere colocar a la empresa en situación riesgosa a causa de la descapitalización por la pérdida acumulada.

Por ejemplo, si usted constituye una empresa con $ 2.000.000 aportados por su propio bolsillo y durante el período vendió $ 1.800.000 con costos totales de $ 1.900.000, esta pérdida ha sido financiada por la disminución del efectivo que inicialmente eran $ 2.000.000 (en este caso se deterioró el activo). El resultado de esta operación es que en caja quedan $ 100.000 + $ 1.800.000 = 1.900.000, en este caso si el capital de trabajo que la empresa requiere es de $ 2.000.000 usted deberá reponer los $ 100.000 perdidos o conseguirlos prestados para poder garantizar la continuidad de la empresa.

Precisamente el estado de cambios en la situación financiera mostrará, como una empresa financia las pérdidas en caso de incurrir en ellas como en el anterior ejemplo.


Hasta aquí puede concluirse que el estado de cambios en la situación financiera muestra qué ha hecho la empresa con los recursos obtenidos, y para poder interpretar todas las posibilidades de fuentes y aplicación de recursos en los que la empresa incurrió para su crecimiento y continuidad es necesario tener claro cuáles son las fuentes a las que un empresario puede recurrir y dónde se pueden evidenciar las posibles aplicaciones de estos recursos obtenidos para que los dueños de la empresa tomen decisiones más acertadas.

Ahora bien, el paso que sigue es conocer y aprender la forma como debe elaborarse y analizar el estado de cambios en la situación financiera por lo que ABCFinanzas.com le recomienda ver el siguiente artículo para complementar la anterior información: Elaboración y análisis del estado de cambios en la situación financiera.




To Top