Administración financiera

¿Qué es una Leverage Buyout o compra apalancada?

Leverage Buyout o compra apalancada

Leverage Buyout o compra apalancada

Una leverage buyout o en español, una compra apalancada o compra financiada por terceros, es la adquisición de una empresa con la ayuda o “palanca” en su mayoría de capital externo, para así poder llegar a la suma necesaria. Como garantía se usa generalmente los flujos o activos de la empresa que se va a adquirir, para asegurar que se va a afrontar la deuda de lo prestado para la compra. Estas operaciones son muy frecuentes en los inversores de las llamadas private equity

 

Principio de la compra apalancada

Las expectativas de un comprador en una compra apalancada se basan en el principio del apalancamiento. Con medios propios reducidos se adquiere una rentabilidad financiera, siempre que dicha rentabilidad total supere a los intereses del capital de los terceros. También es un requisito que la empresa apalancada posea un flujo liquido bastante elevado, para que con este afronte las obligaciones que se le presentaran a futuro.

La financiación de estas empresas se basa solo en la capacidad de pago de la empresa que se va a adquirir, por esto puede equipararse la financiación de una compra apalancada con alternativas como la financiación de un proyecto. Con la necesidad de ganar maneras para el pago de las obligaciones y el beneficio del inversor, se encuentra el riesgo de una compra apalancada para sus agentes, tanto para la empresa comprada como para la compradora de la misma y también para la entidad que aporte el capital. En el caso de que dicha empresa pase dificultades financieras se deben hallar los medios para el pago de sus obligaciones.

Para realizar la inversión, el inversor declara su propia participación (llamado salida) después de un periodo específico, el cual suele ser de cuatro a cinco años. Si el comprador es también un inversor financiero, se denominará una compra secundaria y si el otro comprador que lo sigue también es inversor financiero, será una compra terciaria.

 

Objetivos y características de una leverage Buyout o compra apalancada

En ciertos casos, los cambios que ponga la compañía deudora y propietaria del objetivo, como podría ser una restructuración del personal directivo, puede causar riesgos con relación al manejo del objetivo y también podría implicar un efecto negativo a la generación de flujo de caja. Una forma de mitigar estos riesgos es mantener el personal directivo y también promover que los ejecutivos con altos cargos en la compañía inviertan comprando acciones de la empresa. De esta forma, se da un manejo exitoso de la empresa, incentivando a los ejecutivos por medio de vinculaciones más cercanas a la compañía.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, en una compra apalancada es muy importante que se encuentren flujos de caja operativos predecibles y consistentes, también que el objetivo tenga una alta posición en la industria causando buenas expectativas de crecimiento, que sea un negocio en marcha con inversiones en bienes de capital moderadas y que el objetivo tenga activos con valores significativos, que además, sean susceptibles a una venta (es decir, que sean fáciles de vender). También deben poseer un equipo directivo fuerte y con grandes capacidades.

 

Ejemplo: caso de Leverage Buyout o compra apalancada

Un caso muy popular de compra apalancada es una transacción cerrada en 1988, Kohberg Kravis Roberts (una firma de inversiones) compro por el valor de 25 millones de dólares una de las compañías más grandes en los estados unidos para esa época: RJR Nabisco, la cual es un conglomerado industrial bajo el control de otras marcas como cigarrillos Camel y las galletas Oreo.

Esta compra se cerró después de una intensa puja entre Kohberg Kravis Roberts y el presidente de la compañía adquirida, Ross Johnson. Después de esto, esta historia terminó demostrando que factores como el compromiso por parte de Kohberg Kravis Roberts de vender la mayor cantidad de activos posibles, de garantizar la protección de los empleados de RJR Nabisco (es decir, mantener la planta, sin despedir a los empleados ya vinculados) y de contratar a un expresidente de la misma como el nuevo presidente de la compañía; marcaron la diferencia al momento de elegir la oferta ganadora.

Hay que saber también que una de las ventajas de una buena implementación de un Leverage Buyout o compra apalancada está asociado con las eficiencias tributarias asociadas a las financiaciones de una compra de este tipo, pues, por lo general, los intereses pagados a prestamistas son deducibles.

A pesar de eso, hay que tener en cuenta que, para aterrizar beneficios tributarios, será necesario el análisis de la transacción de forma particular, sin dejar a un lado las jurisdicciones asociadas a la empresa.

En conclusión, la estructura de una modalidad de financiación como la del Leverage Buyout o compra apalancada requerirá una transacción que cumpla con características determinadas, para que dicha transacción sea óptima, exitosa y rentable.

Lea también: ¿Qué es apalancamiento?

 

Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top