Consumo inteligente

¿Cómo mejorar mi puntaje crediticio?

puntaje crediticio
Pexels

¿Cómo mejorar mi puntaje crediticio?

Algunas veces se ha preguntado: ¿Por qué a pesar de pagar sus deudas a tiempo, sus créditos son negados? Pues bien, las entidades encargadas de conceder créditos basan sus aprobaciones en un puntaje (Score de crédito) obtenido a través de un diagnóstico financiero. En dicho diagnóstico, pagar las deudas a tiempo es tan solo un factor de análisis en un modelo que contempla múltiples criterios de nuestro perfil crediticio. ABC Finanzas le cuenta cómo mejorar su puntaje crediticio:

 

Experiencia crediticia

Años de experiencia: La experiencia crediticia siempre será un factor influyente en un diagnóstico financiero, esta puede clasificarse en: nula, baja, moderada y alta. Las entidades de análisis de riesgo crediticio consideran que las personas alcanzan una alta experiencia (madurez) una vez hayan alcanzado 13 años de buen manejo de productos financieros.

En el diagnóstico financiero se considera que una persona con experiencia crediticia alta, ha experimentado épocas de abundancia y escasez, en la economía general y en sus finanzas personales, momentos que mejoran la perspectiva que tienen las personas respecto al riesgo financiero. Puede asumirse que una persona con alta experiencia utiliza sus créditos para el mejoramiento de su patrimonio y no para los gastos rutinarios.

Apertura de obligaciones: En un diagnóstico financiero se considera que las personas que abren muchos productos en cortos períodos de tiempo aumentan el riesgo de su perfil. Por ello se recomienda esperar un mínimo de tres meses a partir de la apertura de un crédito, para adquirir una nueva obligación. Esto se sustenta en el hecho de que el tiempo recomendado permite que el flujo de caja de la persona se adapte a la obligación contraída.

Historial de productos con buen manejo: Los productos financieros con buen manejo en su experiencia crediticia son un buen indicador en su diagnóstico de riesgo. Recuerde que a pesar de que es vital contar con un diverso portafolio de productos, no está mal cerrar obligaciones financieras, siempre y cuando se revise que el estado final de dichos productos sean estados positivos.

 

Endeudamiento

En un diagnóstico financiero el término más relevante en materia de riesgo crediticio es el endeudamiento. Este factor es un reflejo de la capacidad de pago de la persona y como tal influye en la posibilidad de que una entidad incurra en pérdidas y se disminuya el valor de sus activos, como consecuencia de que un deudor incumpla sus obligaciones. Por tal razón, las entidades de análisis consideran el endeudamiento que cada persona presenta en sus: tarjetas de crédito, créditos rotativos y obligaciones de plazo a término fijo.

Cupos en tarjetas de crédito y rotativos: La utilización de tarjetas de crédito y rotativos puede clasificarse según un nivel de riesgo: bajo, medio y alto. Las entidades de análisis recomiendan mantener una utilización menor al 55 % del cupo de sus tarjetas de crédito y rotativos para mantener un riesgo bajo. Un riesgo moderado o medio corresponde a una utilización mayor al 55% y menor al 87%. A partir del 87% de utilización de los cupos en tarjetas de crédito y rotativos, se considera un riesgo alto, ya que la persona está cerca de alcanzar el límite de los cupos otorgados por las entidades financieras. Los cupos en sus créditos se relacionan con capacidad disponible para cualquier evento imprevisto, por tal razón, mantener una baja utilización de las tarjetas de crédito y rotativos es uno de los factores más importantes para mejorar su puntaje crediticio.

Endeudamiento en obligaciones de plazo a término fijo: Las obligaciones contraídas a un término fijo, como es el caso de los créditos hipotecarios y los créditos de estudio, son un factor importante para el análisis crediticio. Se considera que en las primeras etapas del crédito existe un mayor riesgo de incumplimiento, tanto por el ajuste del flujo de caja de la persona que contrae el crédito, como por el hecho de que los aportes a capital son relativamente bajos. Existe, en la mayor parte de los casos, dos clasificaciones del riesgo: bajo y alto. Se considera que una persona que debe más del 89% del monto inicial de la obligación a término fijo, se encuentra con un alto riesgo financiero. Una persona que debe menos del 89% está clasificada con un riesgo bajo y eso mejora su puntaje crediticio.

Variabilidad en la utilización de las tarjetas de crédito y créditos rotativos: Este factor aunque no es un factor preponderante, si es considerado para la determinación del puntaje crediticio. La variabilidad de la utilización de las tarjetas de crédito y los créditos rotativos son un indicador de la estabilidad del flujo de caja de la persona. A mayor variabilidad, mayor riesgo financiero.

 

Estado de su portafolio financiero

Este es un indicador muy importante de su perfil como consumidor financiero, es quizá el mayor reflejo que tienen las entidades de sus actividades económicas y de su comportamiento. Es importante en el diagnóstico financiero establecer qué tan diverso es su portafolio, su solidez, sus tipos de inversión y sus vinculaciones como codeudor.

Solidez y diversidad de su portafolio: Un portafolio sólido está compuesto por cuatro o más productos financieros abiertos y al día. Un portafolio diverso se compone usualmente de:

  • Una o dos tarjetas de crédito (al día).
  • Una cuenta de telecomunicaciones (celular, televisión, Internet, etc.).
  • Un crédito rotativo.
  • Un crédito a término fijo, preferiblemente crédito hipotecario.

Créditos hipotecarios: Las inversiones en finca raíz son, en un análisis de crédito, un indicador de madurez financiera y de planeación de sus finanzas; por lo tanto son un gran aporte en el perfil crediticio de una persona. Un crédito hipotecario no solo le ayuda a fortalecer su patrimonio, este es el crédito más complejo de asignar a una persona natural, por tal razón es un muy buen indicador para su puntaje crediticio.

Cuentas como codeudor: ¿Alguna vez le han solicitado ser codeudor o fiador de algún crédito? Pues bien, antes de tomar una decisión al respecto, usted debe considerar que la nueva obligación impactará de forma determinante su capacidad de endeudamiento, además forma parte de una obligación de alto riesgo, dado que usted tendrá menor control sobre el cumplimiento de la misma y figura como un respaldo del crédito. Por tal razón, debe considerar que al asumir la responsabilidad de ser el codeudor de una obligación usted debe estar dispuesto a pagar la deuda en caso de incumplimiento. Ser codeudor disminuye su puntaje crediticio.

 

Hábito de pago (cumplimiento)

Sin duda, este es un factor revisado con lupa por parte de las entidades encargadas de determinar su puntaje crediticio. Las entidades evalúan su hábito de pago en diversos horizontes de tiempo:

1. Pagos oportunos durante el último año.

2. Moras severas en los últimos 4 años: Las moras severas son el incumplimiento de obligaciones por más de sesenta días. Estadísticamente está demostrado que menos del 40% de las personas que presentan una mora severa logran cumplir con dicha obligación.

3. Productos al día y saldo en mora.

Para concluir…

Hemos aprendido entonces cómo mejorar nuestro puntaje crediticio, ahora solo será cuestión de revisar cómo se ajusta nuestro perfil a cada uno de los criterios que evalúan las entidades financieras, realizar nuestro propio diagnóstico, encontrar nuestras oportunidades de mejora y ejecutar un plan de acción para disminuir nuestro riesgo financiero. Es muy importante manejar nuestras finanzas de forma proactiva: elaborar presupuestos y determinar nuestra capacidad de pago, antes de solicitar nuevos créditos.

Ahora que sabes cómo mejorar tu puntaje crediticio ¿Qué piensas hacer?

To Top