Conceptos básicos financieros

Decisiones de financiamiento

Decisiones de financiamiento
Pixabay

Decisiones de financiamiento

En el ámbito financiero, las decisiones que se toman pueden clasificarse en dos tipos: decisiones de inversión y las decisiones de financiamiento.

Este tipo de decisiones, a diferencia de las decisiones de inversión, son tomadas cuando se tienen planes de realizar un proyecto a largo plazo. Cuando se toman decisiones de financiamiento es en busca de opciones en los mercados financieros para poder así dar financiación al negocio, proyecto o empresa en formación. Para poder tomar este tipo de decisiones es necesario que se realice un estudio sobre los mercados de mejor eficiencia; esto se trata de analizar el mercado financiero para así decidir cuál de todas las opciones es la mejor para que se cumplan los propósitos del proyecto que se tiene. El objetivo de esto es conocer todas las variantes existentes que sean eficientes,  para obtener un financiamiento y elegir la que más se adapte a las necesidades y expectativas que se tengan.

 

¿Qué es un mercado eficiente?

La teoría de los mercados eficientes, la cual fue desarrollada en la década de 1970, se basa en la adquisición de la mayor cantidad de información disponible para intentar predecir el comportamiento del mercado y sus distintos tipos; y de esta manera poder tomar las decisiones más adecuadas.

Aunque algunos economistas argumentan que no es posible llegar a conocer la eficiencia que puede tener un mercado, puesto que los mercados están en constante cambio, es difícil de negar que aquellos individuos que se mantienen informados sobre los precios y las variaciones de los mismos, aumentan sus propias posibilidades de tener éxito en los mercados financieros y bursátiles, a comparación de aquellos que están al margen sin renovar información constantemente.

 

¿Para qué sirve conocer estos conceptos?

Estos conceptos sirven para analizar la eficiencia de los mercados y así tomar decisiones de financiamiento más acertadas, lo cual se verá reflejado en la potencialidad de hacer crecer los negocios y proyectos. Si se considera invertir en un negocio propio o si se quiere expandir uno ya existente, en la mayoría de las ocasiones es imprescindible recurrir al financiamiento.

Los empresarios de mayor nivel toman este tipo de decisiones todo el tiempo; a pesar de esto, el uso de estas técnicas no está limitado a estas actividades económicas. También hay personas físicas que pueden verse beneficiadas de los conocimientos del mercado para planear negocios propios o iniciar una microempresa.

Es relevante analizar bien la situación y así mismo informarse sobre las diversas organizaciones financieras que puedan realizar este tipo de financiamientos. Lo más recomendable es no quedarse con la primera opción, pues primero se deben conocer todas las alternativas, para poder compararlas y así elegir la mejor para nuestras preferencias.

 

¿Para qué se buscan financiamientos?

Como hemos mencionado anteriormente, los financiamientos se buscan con el propósito de iniciar o expandir un negocio, de esta forma, el momento más oportuno para buscar de un financiamiento es cuando se encuentre una gran oportunidad de negocio o cuando se note una posibilidad de que el negocio existente crezca y mejore. Cuando los indicadores del negocio hagan que se piense que el producto o servicio está en furor, es el momento ideal para adquirir un financiamiento. Los financiamientos también pueden buscarse con el propósito de modernizar un negocio para hacer de su producción y gestión, una más eficiente.

 

Casos donde no se recomienda un financiamiento

Cuando se poseen deudas por el negocio existente y si estas no han sido saldadas de forma adecuada, o cuando el negocio presenta un ciclo recesivo o de bajas posibilidades de crecimiento, no es el momento ideal para buscar de financiamientos. En estos casos lo más conveniente es dedicarse a liquidar las cuentas y esperar una recuperación o señal clara para la expansión.

 

Análisis de financiamiento

Para poder concluir si adquirir o no un financiamiento (y también del monto que tendría) hay que pensar en diversas cuestiones como:

  • ¿Cuál es el negocio actual y cuál es su proyección?
  • ¿Qué cantidad es la necesaria para hacer que este crezca o empiece?
  • ¿Cuánto es el tiempo que pasará antes de tener ganancias fijas?
  • ¿En cuánto tiempo se podrá saldar el financiamiento?

 

En todos los casos, así se decida adquirir el financiamiento o se opte por hacerlo en un momento más adecuado, es muy importante tener el conocimiento sobre todas las opciones disponibles presentes en el mercado, así como sus riesgos y condiciones. También se debe consultar a los organismos financieros para así acercarnos al tipo de negocio que se busca.

Lo ideal es tener la asesoría de una persona experta, que ayude a elaborar un completo plan de negocios que se adecue a las necesidades actuales; puede ser la solución más adecuada cualquiera de las circunstancias de financiamiento ya mencionadas.

Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top