Conceptos básicos financieros

Régimen cambiario

régimen cambiario

Régimen cambiario


Como es sabido, los conceptos de divisa y tasa de cambio tienen gran influencia en el sistema monetario de un país, y esto debido a que la moneda extranjera tiene un significativo impacto sobre la cantidad de dinero que circula en una economía. Las divisas, en la medida en que se compran y se venden tienen un precio, pues bien, la pregunta es ¿Quién fija ese precio? ¿Con base en qué criterios? o ¿Qué factores inciden en el precio de una divisa?

La respuesta corta a estos interrogantes es:

“Depende del régimen cambiario”. Pero, ¿Qué es el régimen cambiario? Aquí se lo contamos:

 

¿Qué es el régimen cambiario?

Por definición el régimen cambiario es el esquema bajo el cual se compra y se vende una moneda extranjera a cambio de la moneda nacional.

El régimen cambiario fija las condiciones bajo las cuales se deben hacer las transacciones internacionales de un país, como por ejemplo los pagos correspondientes a las exportaciones y las importaciones; y lo que es más importante, el nivel de intervención del banco central en el mercado de divisas.

 

Tipos de régimen cambiario

Existen a grandes rasgos dos tipos fundamentales de régimen cambiario:

  • Régimen cambiario mediante sistema de tasa de cambio fijo
  • Régimen cambiario mediante sistema de tasa de cambio flexible

Estos sistemas se diferencian en el nivel de intervención que tiene el banco central para determinar las tasas de cambio de las divisas.

Sistema de tasa de cambio fijo:

Un régimen cambiario con un sistema de tasa de cambio fijo permite que sea el banco central quien se comprometa a comprar y vender moneda extranjera a un precio dado en términos de la moneda nacional. Un ejemplo de este régimen cambiario es el caso de Venezuela, en el que el sistema de tasa de cambio es un factor que ha disparado los niveles de corrupción, burocracia, y ha generado una desaceleración sin precedentes de su economía.

Sistema de tasa de cambio flexible:

Un régimen cambiario con un sistema de tasa de cambio flexible establece que en “condiciones normales” el banco central no interviene en el mercado de divisas, de manera tal que son la oferta y la demanda de moneda extranjera de los demás agentes económicos distintos al banco central los que determinan su tasa de cambio. Sin embargo existen sistemas de tasa de cambio flexible que establecen que en las condiciones en que así lo considere el Estado, el banco central puede intervenir en el mercado de divisas, a lo que se le conoce como “régimen cambiario flexible con flotación sucia”.

 

régimen cambiario

To Top