Principios de economía

¿Qué es la ley de Okun?

LEY DE OKUN

Ley de Okun

La ley de Okun es la relación de carácter empírico que hay entre las tasas variables de desempleo y producción en un país. Este concepto fue definido en los 60 por el economista Arthur Okun y tiene una gran importancia para la economía y las finanzas.

Según su definición, es la relación lineal planteada entre el PIB real y la tasa de desempleo, incluyendo también sus variaciones porcentuales. Este concepto indica que las economías en situaciones de crecimiento y la población activa estable deberían presentar aumentos en su cantidad de trabajadores y así, causar un crecimiento en su nivel de producción, lo cual disminuiría los datos de paro. Por otro lado, en los momentos de recesión económica se debe disminuir la cantidad de empleados.

Según estudios de Arthur Okun en el siglo XX en estados unidos, cada variación negativa en la tasa de crecimiento que se encuentre por debajo de la tasa de crecimiento potencial (o por debajo del PIB efectivo con respecto al PIB potencial), se causaran aumentos en las tasas de paro.

Hay que señalar que la tasa de crecimiento potencial es la que tiene lugar cuando hay crecimientos en la productividad y se presenta una acumulación de capital; también cuando se presenta el crecimiento de la población activa y sin generación de tensiones inflacionistas. Es decir, cuando todos los factores productivos se utilizan de manera óptima.

La ley de Okun es solo una observación de carecer empírico, pues no existe una demostración contundente de la misma. Okun usó de referencia los datos de 1950 en estados unidos, y además, indico que esta ley es efectiva únicamente cuando la tasa de desempleo oscila entre el 3% y el 7,5%. A pesar de esto, esta ley se ha cumplido en la mayoría de los casos y por ende se considera como una observación macroeconómica bastante confiable. Su porcentaje exacto depende del periodo y el país que se vaya a considerar, aunque normalmente se está entre el 2% y 3%. Que este coeficiente no sea predecible hace que muchos lo consideren inapropiado para análisis.

 

Formula de la ley de Okun

Hay muchas maneras de expresar este concepto, aunque la fórmula extendida de la ley de Okun tiene en cuenta la tasa de crecimiento y relaciona la producción y el desempleo, esta es la más utilizada:

Donde:

“Y” es la variable que representa el PIB real o la producción, y “ΔY” es la variación de dichos niveles de producción.

“C” es una constante que relaciona a las variables de desempleo y a las variables de producción de pleno empleo

“Δu” representa la variación en la tasa de desempleo

Y “k” es el porcentaje (por año) de crecimiento de la producción de pleno empleo.

 

Ejemplo de la ley de Okun

Usando datos planteados por Okun para el ámbito estadounidense, su “k” es del 3% (aproximadamente) y posee un “C” del 2%, entonces, de manera simplificada, la fórmula sería de la siguiente forma:

Entonces, si por ejemplo, suponemos un crecimientos del 11% la ecuación sería:

Y despejando “Δu” tendríamos:

Estos datos nos indicarían que, un crecimiento en el 11% de la producción, implicaría una reducción del 4% de la tasa de desempleo. Es decir, un 4% más se emplearía.

A lo largo del tiempo y teniendo en cuenta los nuevos estudios económicos, se puede ver que la relación que se muestra en la ley no es precisamente exacta, sino que es más aproximada y de orientación; por ende es usada más que todo en análisis y no en cálculos exactos.

 

Importancia de la ley de Okun

Por medio de la comparación entre los datos reales y las predicciones teóricas, la ley de Okun demostró ser una herramienta importante para la predicción de las tendencias del desempleo y del PIB real. A pesar de esto, su exactitud teórica, en comparación con los números y datos de la vida real, es generalmente incorrecta. Esto se debe a las variaciones del coeficiente de Okun; muchos suelen concluir que la información demostrada por esta ley es útil solo hasta cierto punto. Además, se ha notado que las tasas de la ley de Okun tienen mayor exactitud para variaciones a corto plazo que en las de largo plazo. Como tal, esta ley es aceptable para analistas solamente como una herramienta de análisis de tendencias a corto plazo del desempleo y del PIB real, pero para análisis a largo plazo y cálculos numéricos, es mejor prescindir de su uso.

Lea también: PIB.

 

Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top