Principios de economía

¿Qué es saturación en economía?

SATURACIÓN

Saturación

El término saturación le podemos adjudicar tres definiciones similares:

  • Le llamamos saturación a ese nivel en la demanda de un bien o servicio, que está por encima del nivel donde no se espera incrementos, pues ya todos los demandantes tienen satisfechas sus necesidades.
  • También se le llama saturación a esa situación del mercado donde la demanda de un producto aumenta de manera lenta gracias a que sus demandantes ya poseen aquel bien o servicio, de esta manera la oferta solo satisface la necesidad de reposición cuando hay unidades obsoletas o satisface a los nuevos demandantes que ingresan por primera vez a ese mercado.
  • Otra definición, es el momento donde el nivel de demanda de un bien o servicio alcanza cierto punto y desde este no se pueden esperar nuevos incrementos, gracias a que la mayor parte de los demandantes tienen cubiertas sus necesidades.

El punto de saturación es el nivel en el consumo donde el consumidor ya no obtiene una utilidad al adquirir el producto y aquellas unidades adicionales obtenidas nuevamente, o no le satisfacen o empiezan a disminuir su utilidad total. En el punto de saturación no puede esperarse ningún tipo de incremento en la demanda, pues los mismos consumidores no desean adquirir unidades adicionales ya que estas no representan una utilidad o pueden ser desventajosas.

Por ejemplo, supongamos un consumidor que tiene un punto de saturación de café a las 3 tasas, este recibe normalmente las tres tasas que le aportan utilidad, pero a la cuarta tasa ya no adquiere utilidad y por ende no la recibiría; suponiendo que le adquiere una sexta tasa, esta podría ser dañina pues le haría sentir mal y por ende se dice que disminuye su utilidad.

Lea también: ¿Qué es el consumo colaborativo?

 

Las características de la saturación

El punto de saturación tiene unas características muy específicas, estas son:

  • La utilidad marginal que obtiene el consumidor es cero.
  • Si se tiene un mercado en un punto de saturación, no puede esperarse un aumento en las demandas a menos de que este obtenga nuevos clientes en su mercado o reemplace sus bienes obsoletos.
  • El consumo de unidades adicionales en el punto de saturación puede ser indiferente o perjudicial para el consumidor.

 

¿Cómo se halla el punto de saturación?

La ubicación del punto de saturación va a depender netamente de las preferencias que tenga el consumidor. La existencia de este límite es gracias a la “ley de utilidad marginal decreciente”, la cual afirma que a medida que se consumen unidades adicionales de un bien, cada una de estas da menor utilidad que la anterior; por ejemplo, la segunda cerveza nunca podrá dar la misma utilidad que la primera, así mismo la tercera no podrá dar más utilidad que la segunda y así sucesivamente. Cuando una utilidad adicional no reporta utilidad (es decir, su utilidad es cero) puede decirse que se ha llegado al punto de saturación.

La ley de utilidad marginal decreciente y el concepto de punto de saturación tienen una explicación muy lógica. Cuando el consumidor le da un gran valor a las primeras unidades que consume, pero cada vez que adquiere más de estas cae su utilidad gradualmente. Este comportamiento puede verse claramente en el consumo de muchos bienes. Supongamos otro ejemplo, un consumidor está realmente hambriento, la primera porción que recibe es muy valiosa, pues le aporta un máximo de utilidad para calmar su hambre (así mismo, podría estar dispuesto a pagar mucho más de lo normal por esta), pero a medida que consume dos, tres, cuatro porciones de comida adicionales, su hambre ya ha sido calmada y por ende ya no tendría valor, además, ese montón de porciones adicionales podría enfermarle y acabar con esa utilidad.

Gráficamente el punto de saturación se ve en la curva de utilidad. Cuando la curva de utilidad marginal es decreciente hasta un punto de saturación donde puede pasar a ser negativa. Por este motivo, la curva de utilidad total es creciente (pues en esta se suman cada una de las utilidades marginales positivas) hasta llegar al punto de saturación donde esta curva comienza a decrecer.

Hay que tener en cuenta que la adquisición de estas unidades no solo depende de las necesidades del consumidor, sino también de su capacidad, pues así el consumidor esté dispuesto a pagar mucho por esa primer unidad del bien, pero no tenga la capacidad adquisitiva, nunca podrá calmar esa necesidad.

Le sugerimos leer el siguiente artículo relacionado: Utilidad marginal.

 

To Top