Principios de economía

¿Qué son los impuestos pigouvianos?

impuestos pigouvianos

Impuestos pigouvianos

Los impuestos pigouvianos son una serie de impuestos que busca corregir externalidades negativas. Su nombre viene del economista Arthur Pigou.

Las actividades de una empresa pueden producir gran variedad de externalidades que no son beneficiosas para el resto, un buen ejemplo de estas es la contaminación. Este tipo de externalidades cuando se dan, perjudican el bienestar de otros grupos de interés; por ende, siguiendo lo que establece Pigou, el estado debe dar contribución para la protección común y una de las formas es creando un mecanismo de impuestos para estas empresas que deterioran constantemente el bienestar de los ciudadanos, haciendo que así se desincentive este tipo de actividades.

Los efectos de los impuestos pigouvianos es lograr que lo que le cuesta producir a la empresa sumándole el impuesto sea igual a ese valor cualitativo que le cuesta a la sociedad (incluso a la misma empresa) las externalidades que la empresa produzca.

 

Ventajas de los impuestos pigouvianos

  • No representan una pérdida de la eficiencia de los mercados, pues internaliza los costos de esa externalidad a los productores (o a los consumidores) en vez de modificar dichos costos.
  • En gran cantidad de países se ha implementado estos impuestos como una manera de solucionar muchos “fallos de mercado”, como ya mencionábamos, un ejemplo claro es la contaminación (aquí entra el impuesto al carbono), o a los problemas de salud causados por el tabaco (impuestos a los cigarrillos).

Desventajas de los impuestos pigouvianos

  • La incertidumbre sobre su justicia: Puede que estos impuestos lleguen a agravar la contaminación (incluso antes de que se produzca).
  • Criterios disparejos sobre la unción de daño: El costo marginal externo (es decir, cuanto le costará a una sociedad esta externalidad) es difícil de cuantificar social y monetariamente, pues como veíamos anteriormente, esto es de carácter cualitativo y dependerá mucho de la percepción y perspectiva de cada agente, haciendo así que se dificulte llegar a un valor exacto del mismo.
  • El statu quo: Causa problemas en los marcos de regulación estables y compartidos, dichos impuestos pueden ser incompatibles con las legislaciones del país donde se vayan a implementar y su adaptación podría representar un coste adicional.
  • Dificultad en la organización: Puede resultar difícil definir el agente que se encargara de emitir estos impuestos y aún más la tasa de los mismos, pues no siempre se puede aislar el efecto que causa la contaminación y se usan estimaciones para este.
  • Divergencias sobre el gasto de los fondos recaudados: Debe elegirse qué hacer con dichos fondos; podrían invertirse nuevamente en el sector causante de la externalidad haciéndolo más atractivo y, tal vez amigable ambientalmente hablando; o podría invertirse en políticas y proyectos en pro de la protección del medio ambiente.

Hay otra clase de mecanismos de mercado que, al igual que los impuestos pigouvianos y sus externalidades negativas, buscan transformar el modelo de producción y consumo para llegar a una transición de la economía baja en carbono, este es el caso de los mercados de carbono.

 

Representación gráfica del impuesto pigouviano

En esta imagen podemos ver una representación gráfica del efecto de un impuesto pigouviano, donde:

  1. Muestra la demanda después del impuesto
  2. Muestra la demanda antes del impuesto

En este movimiento, podemos notar que la curva de demanda cambia su pendiente haciéndose más negativa; lo cual nos dice simplemente que su demanda disminuye; esto es normal pues al incluir un impuesto los costos aumentan y eso se verá reflejado en el precio final del producto (el cual será mayor); esto causa que menos personas tengan acceso a él, lo que disminuye la demanda.

  1. Muestra la oferta (costo privado)
  2. Muestra el costo social (costo privado + impuesto =nueva oferta)

Como podemos ver, la curva se trasladó hacia arriba, lo cual nos muestra que los precios aumentaron, pero al no presentar traslados hacia los lados, notamos que las cantidades siguen en igual volumen; es decir, será más costoso producir la misma cantidad de bienes que se producían antes a un precio menor.

  1. Muestra la cantidad consumida al final.
  2. Muestra la cantidad consumida inicial.
  3. Muestra el precio inicial.
  4. Muestra el precio final.

Como indicábamos en las explicaciones anteriores, los precios aumentan, lo cual causa que las cantidades iniciales disminuyan con el precio final dado.

Lea también: ¿Cómo funcionan los impuestos?.

 

 

Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top