Principios de economía

¿Qué es ilusión monetaria?

Ilusión monetaria

La ilusión monetaria es un efecto producido cuando un agente económico se guía por variables nominales dejando a un lado el análisis de las variables reales. Este concepto está estrechamente relacionado con el concepto de inflación. Cuando un agente nota un aumento nominal de sus ingresos, pero no un aumento en los precios, tiende a pensar que se encuentra económicamente en una mejor situación. Si los precios han aumentado mayormente en comparación a sus ingresos nominales, el agente habrá “empobrecido” en términos reales; por ende habrá perdido parte de su poder adquisitivo y se encontrará en una situación económicamente peor.

Cuando se actúa únicamente por las magnitudes en términos monetarios nominales, los agentes tomaran decisiones incorrectas de consumo, para sus inversiones y sus ahorros. La ilusión monetaria dependerá también de las expectativas; si un agente espera bajos niveles de inflación y espera que su ingreso aumente mucho, pensará que se estaría enriqueciendo. Pero si dichas expectativas llegan a ser incorrectas y la inflación supera el aumento de sus ingresos, se dice que sufre de ilusión monetaria.

 

Ejemplos de ilusión monetaria

La ilusión monetaria se ve más fácilmente en la comparación de salarios e inflación. Supongamos que un empleado gana $2000 al mes. Si hay un aumento en su sueldo del 10%, al tener los $2200, nuestro empleado pensará que su situación económica ha mejorado. Peri si la inflación también aumenta en un 10%, su nuevo salario tendrá menos poder adquisitivo del que podía tener antes del aumento, y por ende, esos $2200 tendrán menos poder adquisitivo que sus $2000 iniciales. Dicho trabajador sufre de ilusión monetaria, pues si su sueldo aumento pensará que está en una mejor situación y por ende se comportará como tal, incurriendo en gastos que no debería, por ejemplo.

De esta forma, esta ilusión puede darse en los ahorradores; si el ahorrador nota que se aumentan los rendimientos de sus ahorros puede asumir que su situación ha mejorado. Pero si este aumento en sus rendimientos es menor al valor de la inflación, realmente su situación no habrá mejorado, sino que habrá empeorado; por ende también estaría sufriendo de ilusión monetaria. Tanto un empleado, como un ahorrador tenderán a cambiar su comportamiento por  el hecho de penar que se encuentran en una mejor situación. El empleado podrá consumir más y el ahorrador invertir más, pero al estar guiados por una percepción errónea, sus decisiones serán incorrectas y perjudiciales para ellos.

 

Ilusión monetaria según Keynes

Los trabajadores ofertan horas de trabajo para obtener su salario monetario, según Keynes si el salario aumenta se produce una ilusión monetaria. Si el producto marginal determina el salario y la cantidad de trabajadores activos se produce un nivel de output, El salario real es el salario monetario comparado con el nivel de precios:

La oferta de empleo se verá definida de la siguiente manera:

La oferta crecerá con el salario monetario de manera decreciente:

El nivel de precios va a influir en la oferta de trabajo, y sustituirá el salario monetario por el valor anteriormente mostrado Pw:

W0 representará el nivel de salario por debajo cuando no hay o no existe la oferta laboral.

n es la variable que representa la cantidad de trabajo demandada procedente de la función de producción.

El salario entonces, será el producto marginal decreciente del trabajo, de la siguiente forma:

En los periodos inflacionarios la sociedad tiende a tener la sensación de que se ha adquirido una mejor situacion económica, pues sus ingresos nominales han aumentado. Esta sensación es a la que se llama “ilusión monetaria” y nace a través del error en la estimación únicamente de los salarios nominales (de manera absoluta) sin realizar la comparación con su poder adquisitivo, es decir, los salarios reales.

Así los ingresos nominales tengan un aumento, las personas se pueden volver un poco mas pobres, pues se sufre una pérdida de valor en la moneda que poseen. Así que con mayor cantidad de dicha moneda, estarán adquiriendo menos bienes y servicios de los que podían adquirir antes. Esto es un efecto “irreal”, pues una vez que se resta el valor de la inflación, el crecimiento real en los ingresos va a ser muy reducido o incluso nulo.

Lea también: Inflación.

 

Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top