Connect with us

Análisis financiero

¿Qué es la liquidez?

Publicado

on

LA LIQUIDEZ

La liquidez

La liquidez describe el grado en que un activo o valor puede ser comprado o vendido rápidamente en el mercado sin afectar el precio del activo.

La liquidez del mercado se refiere a la medida en que un mercado, como el mercado de valores de un país o el mercado inmobiliario de una ciudad, permite que los activos se compren y se vendan a precios estables. El efectivo es el activo más líquido, mientras que bienes raíces, obras de arte y coleccionables son relativamente poco líquidos.

La liquidez contable mide la facilidad con que un individuo o empresa puede cumplir con sus obligaciones financieras con los activos líquidos disponibles. Hay varios ratios que expresan la liquidez de la contabilidad.

El efectivo se considera el estándar para la liquidez porque puede más rápidamente y fácilmente ser convertido en otros activos. Si una persona quiere un refrigerador de $1,000, el efectivo es el activo que puede ser utilizado con mayor facilidad para obtenerlo. Si esa persona no tiene dinero en efectivo, pero una colección de libros raros que se ha evaluado en $1.000, es poco probable que encuentren a alguien dispuesto a cambiarles el refrigerador por su colección. En su lugar, tendrán que vender la colección y usar el dinero para comprar el refrigerador. Eso puede ser aceptable si la persona puede esperar meses o años para hacer la compra, pero podría presentar un problema si la persona sólo tiene unos días. Puede que tenga que vender los libros con un descuento, en lugar de esperar a un comprador que esté dispuesto a pagar el valor total. Los libros raros son, por lo tanto, un activo ilíquido.

 

La liquidez del mercado

En el ejemplo dado anteriormente, el mercado de refrigeradores a cambio de libros raros es tan ilíquido que, a todos los efectos, no existe. El mercado de valores, por otra parte, se caracteriza por una mayor liquidez del mercado. Si un intercambio tiene un volumen elevado de comercio que no está dominado por la venta, el precio que un comprador ofrece por acción (el precio de la oferta) y el precio que el vendedor está dispuesto a aceptar (el precio de venta) será bastante cercano el uno del otro.

Los inversionistas, entonces, no tendrán que renunciar a ganancias no realizadas para realizar una venta rápida. Cuando el diferencial entre los precios de oferta y demanda crece, el mercado se vuelve más ilíquido. Los mercados de bienes raíces son básicamente menos líquidos que los mercados de valores ya que los compradores pueden exigir grandes descuentos de los vendedores que quieren deshacerse de sus propiedades rápidamente.

 

La liquidez contable

Para una entidad, como una persona o una empresa, la liquidez contable es una medida de su capacidad para pagar deudas a medida que lo necesiten, es decir, tener acceso a su dinero cuando lo necesitan. En el ejemplo anterior, los activos del recolector de libros raros son relativamente ilíquidos, y probablemente no se obtendría su valor total de $1.000 en un corto plazo. En términos prácticos, la evaluación de la liquidez contable significa comparar los activos líquidos con los pasivos corrientes, o las obligaciones financieras que vencen dentro de un año. Hay una serie de ratios que miden la liquidez contable, que difieren en que tan estrictamente se definen los «activos líquidos». A continuación se presentan los más utilizados:

 

Razón corriente

La razón corriente es la razón más simple y menos estricta. Los activos corrientes son aquellos que razonablemente se pueden convertir en efectivo en un año.

Razón corriente = Activo Corriente / Pasivo Corriente

 

Prueba ácida

La prueba ácida es ligeramente más estricta. Excluye los inventarios y otros activos corrientes, que no son tan líquidos como el efectivo y equivalentes de efectivo, cuentas por cobrar e inversiones a corto plazo.

Proporción de prueba acida =

(Efectivo y Equivalentes de Efectivo + Inversiones a Corto Plazo + Cuentas por Cobrar) / Pasivos Corrientes

Una variación de la razón de la prueba acida, simplemente resta el inventario de los activos actuales, lo que la hace un poco más generoso que la versión mencionada anteriormente:

Proporción de prueba acida =

(Activo Corriente – Existencias) / Pasivo Corriente

 

Razón de efectivo

La razón de efectivo es la más exigente de los ratios de liquidez, excluyendo las cuentas por cobrar, así como los inventarios y otros activos corrientes. Más que la razón corriente o la prueba acida, evalúa la capacidad de una entidad para permanecer solvente en el caso de una emergencia. Incluso las empresas altamente rentables pueden tener problemas si no tienen la liquidez necesaria para reaccionar ante eventos imprevistos.

Razón de Efectivo =

(Efectivo y Equivalentes de Efectivo + Inversiones a Corto Plazo) / Pasivos Corrientes

 

ABCFinanzas.com le recomienda leer:

Administración financiera

Análisis horizontal o dinámico

Publicado

on

análisis horizontal

Análisis horizontal o dinámico


El método horizontal es un análisis dinámico que se ocupa de los cambios o movimientos de cada cuenta entre un periodo y otro del Balance general y el Estado de Resultados. Este método relaciona los cambios financieros que sufrió el negocio de un periodo a otro, los cuales pueden estar representados en aumentos o disminuciones, mostrando además dichas variaciones o cambios en cifras, porcentajes o razones, permitiendo obtener un mejor panorama de los cambios presentados en la empresa para su estudio, interpretación y toma de decisiones.

El análisis horizontal por definición es uno de los instrumentos o herramientas que se utiliza en el análisis financiero de una empresa. Recordemos que el análisis financiero requiere de diferentes elementos e información para llevar a cabo un estudio efectivo de la situación financiera de la empresa, entre los que se destacan la información obtenida de los estados financieros como el Balance General, el Estado de Resultados, el estado de Cambios en la situación financiera y el estado de Flujo de Efectivo.

Precisamente una de las herramientas o instrumentos que se utiliza para el análisis de la información obtenida en estos estados financieros es el análisis vertical y el análisis horizontal el cual se detallará a continuación.

Para comprender mejor la información que aquí se plantea ABCFinanzas.com le recomienda ver el artículo «Análisis Financiero».

Características del análisis horizontal

Antes de ejemplificar la forma cómo realizar un análisis horizontal a un Balance General o a un Estado de Resultados, considere primero las siguientes características del proceso:

  1. El análisis horizontal se emplea para evaluar la tendencia en las cuentas de los estados financieros durante varios periodos o años. Un año con ganancias de 5 millones se presenta con muy buenos resultados al compararlo con el año inmediatamente anterior donde las ganancias fueron de 2 millones, pero no después de otro en el que las ganancias fueron de 6 millones. Es por esta razón que el análisis horizontal por lo general se presenta en estados financieros comparativos, razón por la cual las compañías muestran datos financieros comparativos para dos años en sus informes anuales.
  2. El análisis horizontal se ocupa de los cambios en las cuentas individuales de un periodo a otro y por lo tanto requiere de dos o más estados financieros de la misma clase. Se dice que es un análisis dinámico debido a que permite analizar los movimientos o cambios de cada cuenta entre un periodo y otro.
  3. Al iniciar un análisis horizontal, este deja en evidencia los cambios o tendencias presentadas en las diferentes cuentas de los estados financieros entre un periodo y otro, por lo que se hace relativamente sencillo identificar las cuentas con mayor diferencia entre sí, las cuales exigen una mayor atención. También es recomendable comparar las cifras obtenidas con los de la competencia o con los del sector, para determinar las debilidades o fortalezas de la empresa.
  4. En el análisis horizontal es importante mostrar tanto la variación absoluta como la variación relativa para poder realizar un análisis de los cambios o tendencias entre un periodo y otro. Entiéndase por variación absoluta como la diferencia que existe entre dos cuentas de periodos diferentes, y por variación relativa lo que significa esa diferencia en términos porcentuales. Compréndalo mejor mediante el siguiente ejemplo:

análisis horizontal

En términos de variación absoluta la cuenta efectivo presentó un aumento respecto al año 2, lo que significa en términos de variación relativa un 47%. Los resultados positivos o negativos indican el incremento o disminución que ha sufrido la cuenta de un periodo con respecto a otro. Como se me mencionó anteriormente es importante mostrar ambas variaciones para poder llegar a conclusiones mucho más precisas.

Efectivo año 2: $ 5.000

Efectivo año 3: $ 7.368

Variación absoluta: $ 7.368 – 5.000 = $ 2.368

Variación relativa: $ 2.368 / $ 5.000 = 0,4736 * 100 = 47,36%

5. El análisis horizontal complementa el análisis vertical presentando la tendencia y la variación, tanto absoluta como relativa de las cuentas más importantes.

Para comprender la diferencia que existe entre el análisis horizontal y el vertical vea también «Análisis Vertical o estático».

¿Cómo realizar un análisis horizontal?

Como se mencionó anteriormente el análisis horizontal se emplea para evaluar la tendencia en las cuentas de los estados financieros durante varios periodos o años, con el objetivo de hallar la variación absoluta y la variación relativa de las cuentas más importantes. En este orden de ideas ABCFinanzas.com expone a continuación el paso a paso de cómo realizar un análisis horizontal:

  1. Solicitar la información de dos estados financieros de dos periodos diferentes.
  2. Registrar los valores de cada cuenta en dos columnas, es decir cada columna representa un año o periodo correspondiente.
  3. Indicar los aumentos o disminuciones en una tercera columna (llamada variación absoluta), restando de los valores del año más reciente los valores del año anterior.
  4. Registrar los aumentos o disminuciones del paso anterior en una cuarta columna (llamada variación relativa) en términos de porcentaje, dividiendo el valor del aumento o disminución entre el valor del periodo del año anterior multiplicado por 100.

Ejemplo de un análisis horizontal a un Balance General:

Veamos mediante el siguiente ejemplo, la forma como se elabora un análisis horizontal y cuál es su interpretación de acuerdo a las variaciones absolutas y relativas obtenidas.

Activos:

análisis horizontal

Ejemplo de análisis horizontal de acuerdo a las variaciones absolutas y relativas obtenidas:

  1. Dentro del Balance General se observa un crecimiento equilibrado de los inventarios del 23% en comparación con el aumento de las ventas del 26% (de acuerdo a la información del Estado de Resultados presentado en el próximo ejemplo), esto quiere decir que la rotación de inventarios ha sido efectiva y no se están represando. Además se observa la tendencia del aumento de los activos fijos en un 56% cifra muy contraria a lo que sucede con el activo corriente con una disminución del 4.2%, ello se debe en gran medida a la gran disminución que se obtuvo en las inversiones temporales del 88%.
  2. En general no es de confiarse en la cifra equilibrada en aumento de igual proporción del 32% entre el total de los activos y el pasivo, porque si se analiza el activo corriente entre el pasivo corriente vemos que las deudas a menos de un año aumentaron en un 42%, contrario al activo corriente que disminuyó un 4%. Este indicador conlleva a replantear políticas encaminadas a mejorar el flujo de caja.
  3. Dentro del activo fijo se observa el aumento en maquinaria y equipo del 65% y edificios del 72%, además de un aumento en su depreciación del 55%, inversiones que han de proyectarse teniendo en cuenta su rendimiento a futuro, es decir si tienen tendencia al gasto y si afectaría la utilidad neta, o por el contrario si tendrían tendencia muy positiva en su aumento, porque en el presente la utilidad neta aumentó tan solo el 2% (de acuerdo a la información del Estado de Resultados presentado en el próximo ejemplo).
  4. Se observa un aumento notorio en el efectivo y en cuentas por cobrar a clientes del 282% y 37% respectivamente, cifras explicables gracias al aumento del 26% en las ventas(de acuerdo a la información del Estado de Resultados presentado en el próximo ejemplo).

Pasivos:

1

5. Estas cifras determinan que la empresa sigue su tendencia en la medida en que está más en manos de los accionistas que de los acreedores (esto debido a que el patrimonio es superior a las deudas) aunque es de tener muy en cuenta el aumento considerable de los pasivos del 42% en comparación del 28% del aumento en el patrimonio en el sentido de no seguir con esta tendencia de desequilibrio, ya que podría llevar al sobre endeudamiento.

6. Observando el aumento notable de las deudas a corto plazo con los bancos del 449%, se debe considerar analizar la posibilidad de una refinanciación sobre las mismas, de manera que contribuya al dinamismo del flujo de caja o al equilibrio entre las deudas de largo y corto plazo.

Ejemplo de un análisis horizontal a un Estado de Resultados:

Así como se explicó el análisis horizontal que se le hace a un Balance General veamos mediante otro ejemplo, la forma como se elabora un análisis horizontal a un Estado de Resultados y cuál es su interpretación de acuerdo a las variaciones absolutas y relativas obtenidas.

1

Ejemplo de análisis horizontal de acuerdo a las variaciones absolutas y relativas obtenidas:

  1. Dentro del Estado de Resultados se observa una efectiva política de equilibrio entre las ventas y los costos del 26% aproximadamente, conservando el valor proporcional entre ventas Vs. Costos.
  2. Se observa el aumento considerable de los gastos financieros del 223%, cifra importante que implica trabajar en formalizar políticas adecuadas que contribuyan a su razonamiento y por ende ayude a mejorar la utilidad neta que se ve perjudicada con el aumento desproporcional de estos gastos.
  3. Variación en los gastos operacionales: presenta un incremento del 28% lo que se puede deducir que es a causa de diferentes factores tales como servicios públicos, transporte, arrendamiento que también puede guardar relación al aumento en igual proporción de las ventas.

Según lo explicado en este artículo la diferencia que existe entre el análisis horizontal y el análisis vertical es que este último aporta información financiera a una fecha determinada, en cambio el análisis horizontal indica los cambios ocurridos en el tiempo con variaciones absolutas y relativas permitiendo obtener un mejor panorama de los cambios presentados en la empresa para su estudio, interpretación y toma de decisiones. Aunque es importante que tenga en cuenta que ambos análisis hacen parte de las herramientas que utiliza el análisis financiero para determinar el estado actual de la compañía o área de negocio.

El análisis vertical y horizontal son entonces instrumentos que se utilizan en el análisis financiero para realizar el estudio del estado actual de la compañía, sin embargo se recomienda complementar esta información obtenida con otra de las herramientas que se utilizan en el análisis financiero como lo son «el análisis de las razones o índices financieros» para llegar a conclusiones más precisas sobre el estado actual de la compañía.

Para ampliar sus conocimientos sobre el tema ABCFinanzas.com le recomienda ver «Análisis Financiero».




Continuar leyendo

Administración financiera

¿Qué es solvencia?

Publicado

on

SOLVENCIA

Solvencia o Liquidez

La solvencia o liquidez describe el grado en que un activo o valor puede ser comprado o vendido rápidamente en el mercado sin afectar el precio del activo.

La liquidez del mercado se refiere a la medida en que un mercado, como el mercado de valores de un país o el mercado inmobiliario de una ciudad, permite que los activos se compren y se vendan a precios estables. El efectivo es el activo más líquido, mientras que bienes raíces, obras de arte y coleccionables son relativamente poco líquidos.

En la contabilidad la solvencia mide la facilidad con que un individuo o empresa puede cumplir con sus obligaciones financieras con los activos líquidos disponibles. Hay varios ratios que expresan la liquidez contable.

El efectivo se considera el estándar para la solvencia porque puede más rápida y fácilmente ser convertido en otros activos. Si una persona quiere un refrigerador de $1,000, el efectivo es el activo que puede ser utilizado con mayor facilidad para obtenerlo. Si esa persona no tiene dinero en efectivo, pero una colección de libros raros que se han avaluado en $ 1.000, es poco probable que encuentre a alguien dispuesto a cambiarle el refrigerador por su colección.

En su lugar, tendrá que vender la colección y usar el dinero para comprar el refrigerador. Eso podría ser aceptable si la persona puede esperar meses o años para hacer la compra, pero podría presentar un problema si la persona sólo tiene unos días. Puede que tenga que vender los libros por debajo de su valor, en lugar de esperar a un comprador que esté dispuesto a pagar el valor total. Los libros raros son, por lo tanto, un activo ilíquido.

 

Liquidez de mercado

En el ejemplo dado anteriormente, el mercado de refrigeradores a cambio de libros raros es tan ilíquido que a todos los efectos, no existe. El mercado de valores, por otra parte, se caracteriza por una mayor liquidez o solvencia de mercado. Si un intercambio tiene un volumen elevado de transacciones que no están dominadas por la venta, el precio que un comprador ofrece por acción (el precio de la oferta) y el precio que el vendedor está dispuesto a aceptar (el precio de venta) serán bastante cercanos el uno del otro.

Los inversionistas, entonces, no tendrán que renunciar a ganancias por realizar una venta rápida. Cuando el diferencial entre los precios de oferta y demanda crece, el mercado se vuelve más ilíquido. Los mercados de bienes raíces son básicamente menos líquidos que los mercados de valores, ya que los compradores pueden exigir grandes descuentos de los vendedores que quieren deshacerse de sus propiedades rápidamente.

 

Liquidez contable

Para una entidad, como una persona o una empresa, la liquidez contable es una medida de su capacidad para pagar deudas, es decir, para tener acceso a su dinero cuando lo necesitan.

En el ejemplo anterior, los activos del recolector de libros raros son relativamente ilíquidos, y probablemente no obtendría su valor total de $1.000 si tuviera que venderlo con rapidez. En términos prácticos, la evaluación de la liquidez contable significa comparar los activos líquidos con los pasivos corrientes, o las obligaciones financieras que vencen dentro de un año. Hay una serie de razones que miden la liquidez contable, que difieren en lo estrictamente que definen los «activos líquidos».

Lea también: Razones o índices financieros.

 

Relación corriente

La proporción actual es la razón más simple y menos estricta. Los activos corrientes son aquellos que razonablemente se pueden convertir en efectivo en un año.

Relación Corriente = Activo Corriente / Pasivo Corriente

Prueba de ácida

La prueba ácida es ligeramente más estricta. Excluye los inventarios y otros activos corrientes, que no son tan líquidos como el efectivo y equivalentes de efectivo, cuentas por cobrar e inversiones a corto plazo.

Proporción prueba ácida = (Efectivo y Equivalentes de Efectivo + Inversiones a Corto Plazo + Cuentas por Cobrar) / Pasivos Corrientes

Una variación de la prueba acida simplemente resta el inventario de los activos actuales, lo que la hace un poco más generoso que la versión mencionada anteriormente:

Proporción prueba ácida = (Activo Corriente – Existencias) / Pasivo Corriente

 

Relación de caja

La relación de caja es la más exigente de los ratios de liquidez o solvencia, excluyendo las cuentas por cobrar, así como los inventarios y otros activos corrientes. Evalúa la capacidad de una entidad para permanecer solvente en el caso de una emergencia. Incluso las empresas altamente rentables pueden tener problemas si no tienen la liquidez necesaria para reaccionar ante eventos imprevistos.

Relación de caja = (Efectivo y Equivalentes de Efectivo + Inversiones a Corto Plazo) / Pasivos Corrientes

Lea también: Análisis e índices de liquidez

Continuar leyendo

Análisis financiero

Beneficio antes de intereses e impuestos

Publicado

on

BENEFICIO ANTES DE INTERESES E IMPUESTOS

Beneficio antes de intereses e impuestos

En los análisis financieros y en la contabilidad el beneficio antes de intereses e impuestos, tiene como acrónimo BAII (en inglés, Earnings Before Interest and Taxes o EBIT), es un indicador que muestra las ganancias de una empresa pero sin tener en cuenta los intereses y costes financieros (los cueles dependen de la forma en la que la empresa está financiada) y los tipos de intereses sin tener en cuenta el impuesto sobre las sociedades, el cual puede variar respecto al país. El BAII o beneficio antes de intereses e impuestos es una de las magnitudes que generalmente es facilitada por las empresas en sus estados contables, financiero y de información bursátil; sirve como una medida de comparación de estados empresariales.

Lea también: Análisis financiero.

El beneficio antes de intereses e impuestos es un ratio muy usado en los análisis financieros, pues es muy fácil de comparar entre las empresas y, al no tener incluido en el los impuestos y los intereses, evita las discrepancias que se dan entre las distintas formas de capital y entre las tasas de impuestos que pagan las empresas. Es muy usado para el análisis de DuPont, calcular la rentabilidad sobre recursos propios, entre otros análisis.

Lea también: ¿Qué es el sistema Dupont?

Ente tipo de indicadores son usados más que todo para análisis propios de la empresa. Cuando organizaciones externas realizan análisis generales de las empresas, ya sean de crecimiento, de ganancias, u otros tipos; se fijan en otra información (como lo serían las ganancias, es decir, cuando ya se les han descontado los impuestos, amortizaciones, etc.) en vez del BAII. El beneficio antes de intereses e impuestos también puede verse como un indicador de crecimiento, pues muestra en parte la capacidad de producir para la adquisición de ganancias; y entre mayor sea el BAII pues mayor sería esta capacidad.

A pesar de esto, se debe tener en cuenta que El beneficio antes de intereses e impuestos no distingue ingresos como los créditos, entonces el valor que se pida prestado se verá reflejado en este indicador, cuando realmente no fue una ganancia por producción, haciendo que este aumente. Esto nos indicaría entonces que el BAII no es un indicador destacado por su exactitud, pues en el caso ya mencionado, su valor se vería “apalancado” por dicho crédito.

Lea también: Apalancamiento.

 

Contexto

En el análisis de resultado de una empresa se empieza de los ingresos o ventas de la actividad, hasta así llegar al beneficio neto de la misma. El beneficio final o neto se puede descomponer en distintos pasos que informan de manera pormenorizada sobre las actuaciones de la empresa durante el periodo en el que se estudie. El análisis del BAII muestra una fase previa al beneficio neto, la cual informa sobre el resultado de la actividad industrial y comercial después de descontar de los ingresos, los distintos consumos y gastos pero pasando por alto la estructura financiera de la entidad y los impuestos existentes.

 

Fórmula para calcular el beneficio antes de intereses e impuestos

EL BAII puede calcularse de la siguiente manera

El BAII en una cuenta de resultados

El BAII en la siguiente tabla es la suma de los ingresos, igual al resultado neto de una empresa y le añadiremos los impuestos e intereses. Este indicador es precursor del EBITDA, el cual incluye la depreciación de los activos de una empresa. El beneficio antes de intereses e impuestos está ubicado justo debajo del EBITDA en la cuenta de resultados.

Lea también: Análisis de indicadores de operación.

Continuar leyendo
Anuncios

Emprendimiento

Anuncios

Administración financiera

Anuncios

Finanzas personales

Más populares