Conceptos básicos financieros

Crédito de consumo

Crédito de consumo
Pixabay

Créditos de consumo

Los créditos de consumo son préstamos que da una institución financiara para que el individuo que los pida pueda adquirir bienes o servicios. Es decir, otorga dichos créditos para compras comunes en hogares, por ejemplo: Compra de muebles, viajes, un carro, inclusive de una casa; es decir, de un gasto extra o un imprevisto.

Estos créditos se solicitan en entidades bancarias o también, en algunos establecimientos de compra de bienes determinados se tiene esta opción y por ende el crédito seria directamente con ellos; lo cual facilita el acceso a dicha financiación. La mayor parte de las entidades bancarias dan la posibilidad de un crédito de consumo, por lo cual se puede realizar un análisis en las distintas alternativas, teniendo en cuenta los requisitos de cada una y sus tasas de interés.

 

Agentes de un crédito de consumo

El consumidor, el cual es una persona física que en este tipo de relaciones de contratos, actúa con fines al margen  de su actividad comercial o profesional. El prestamista, que puede ser una persona física o jurídica (o una entidad financiera), concede o se compromete a dar el crédito en su actividad comercial o profesional.

En estas acciones puede existir un intermediario de crédito. Puede ser una persona física o jurídica que no actúa de ninguna manera como prestamista, a lo largo de sus actividades obtiene una remuneración, la cual puede ser monetaria o de cualquier otro tipo según los acuerdos que se hayan dado.  Las funciones de un intermediario de crédito son:

  • Presentar y ofrecer contratos de crédito.
  • Dar asistencia a los consumidores en los trámites antes del contrato de crédito, los cuales son distintos a los del punto anterior.
  • Celebrar contratos de crédito con los consumidores a nombre del prestamista.

 

Tipos de créditos

  • Crédito de consumo rotativo: Es una cantidad de dinero que da el banco de manera periódica respecto a los ingresos del consumidor, este último podrá retirarlos en su totalidad si así lo desea, haciendo que crezca el cupo disponible a medida que se realiza el pago de este crédito.

Su principal característica es la renovación del monto concedido por el banco al consumidor, siempre que se vayan devolviendo los cupo prestados. Además de estos, si se dispone parcialmente de un cupo, solo se pagaran intereses sobre lo que se importe a la cuenta asociada.

Este tipo de crédito permite disponer de algunos ingresos adicionales para casos de emergencia o imprevistos, de forma fácil y rápida. Se tiene que hacer un bono mensual, pero los pagos pueden hacerse a gusto a lo largo del mes.

  • Crédito de consumo de libre inversión: Es un crédito pensado para que se destine con total libertad y disponibilidad. Esta planeado para satisfacer cualquier necesidad de financiación mientras sean puntuales y obviamente de crédito. Tiene pocos requisitos si el monto solicitado no es muy grande.
  • Crédito de consumo para libranza: También es de libre inversión, el cual se descuenta de forma directa de la nómina o pensión, la mensualidad determinada. De esta manera se autoriza al consumidor a realizar los pagos a su entidad financiera de manera periódica, Esta forma de pago hace que sea más fácil para el deudor pagar sus deudas, descontando el valor de la cuota sin preocupación.
  • Crédito de consumo para remodelación: Tiene una finalidad específica; este crédito esta guiado a satisfacer las necesidades de remodelación del domicilio de cualquier tipo, sea ampliación o remodelamiento.
  • Crédito para vehículo: Es un crédito especialmente diseñado para que el consumidor adquiera un automóvil u otro tipo de vehículo. Puede destinarse a la compra de cualquier tipo de vehículo (usado, nuevo, público).
  • Crédito para la unificación de deudas: Está diseñado para juntar en un solo crédito todas las obligaciones crediticias que se posean en diferentes entidades (según el caso), Esta unificación permite que el banco de una tasa de interés más beneficiosa para el consumidor, y también que se pueda rediseñar el plazo de pago de la deuda buscando una fecha más conveniente.
  • Crédito de consumo Pignorado: Permite adquirir un crédito de consumo mediano que posea garantías específicas en caso de incumplimiento. Estas garantías pueden ser muy variadas, por ejemplo: saldos de ahorro, saldos incluidos en el fondo de pensiones voluntarias, un bien concreto, etc.
Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top