Finanzas personales

Impuesto al Valor Agregado – IVA

impuesto al valor agregado
Google

Impuesto al Valor Agregado – IVA

A pesar de que el Impuesto al Valor Agregado es recordado por medio del comprobante de pago cada vez que se efectúa una compra, muchas personas no entienden cómo funciona, cuál fue su origen o en sí, qué significa. Abcfinanzas.com le explica en qué consiste el famoso IVA.

 

¿Qué es el IVA?

El IVA, como se le conoce popularmente, es el Impuesto al Valor Agregado. Este se cobra sobre la mayoría de los bienes y servicios, y se aplica sobre el consumo; de manera tal que cada vez que una persona adquiere un bien de consumo, asume aparte del costo del producto, un costo asociado al impuesto IVA.

 

¿Cuál es el valor o la tarifa del IVA?

El IVA en si no tiene un valor fijo, el valor que se paga por concepto de este impuesto depende del monto de la transacción, del mismo modo depende del producto o la mercancía; de tal manera que se aplica una tarifa porcentual establecida por la Dirección de Impuestos. En el caso específico colombiano la tarifa general del IVA es del 19% a partir del 1 de febrero del 2017, según la Reforma Tributaria aprobada en 2016, esta se aplica tanto a bienes como a servicios. Sin embargo, las tarifas del IVA pueden ir, en caso de aplicarse, desde el 1,6% hasta 35%.

 

¿A todos los impuestos se les aplica IVA?

Ya sabemos que existen tarifas diferenciales dependiendo de los productos o mercancías, ahora, los productos y servicios cuentan con una clasificación de acuerdo a su relación con el IVA, estos se clasifican en:

  • Gravados: Son aquellos productos y servicios a los que se les aplica una tarifa por concepto del IVA.
  • Excluidos: Son aquellos productos y servicios a los que por disposición legal no causan IVA.
  • Exentos: Son aquellos productos y servicios a los que se les aplica tarifa de 0% por concepto del IVA.
  • No sometidos: Son aquellos productos y servicios que no están catalogados en el régimen del IVA.

 

¿Quiénes realmente pagan el IVA?

Lo que se debe considerar con absoluta claridad es que el IVA, o Impuesto al Valor Agregado recae sobre el consumidor final. Las personas, ya sean jurídicas o naturales que venden productos o presten servicios gravados con IVA, deben realizar una declaración de impuestos, y si bien ellos efectúan compras producto de las actividades que sustentan sus negocios y también deberían pagar IVA, estos suman sus impuestos recaudados y restan sus impuestos pagados, de manera tal que el saldo de esa operación es el que entregan a la autoridad de recaudo, en síntesis, no pagan, recaudan y entregan a la autoridad, pero el impuesto en sí, lo paga el consumidor final. Aquí le explicamos cómo funciona:

 

 ¿Qué hacen con el dinero que se recauda del IVA?

Básicamente el dinero que se recauda por concepto del IVA se dirige hacia los ingresos corrientes del Estado, y en teoría debería utilizarse para satisfacer necesidades primarias de la población. Evidentemente la corrupción es un fenómeno que redunda en la pérdida de confianza por parte del consumidor, en la medida en que como ciudadano no percibe que sus impuestos son correctamente invertidos en beneficio de la sociedad, razón por la cual la evasión de impuestos se ha convertido en otro fenómeno de tipo socio-económico que afecta el recaudo, y en general debilita la inversión social.

 

Un poco de teoría económica alrededor del IVA…

Acerca del Impuesto al Valor Agregado (IVA) vale la pena considerar tres conceptos claves:

1. Se trata de un impuesto al consumo, ya que se cobra como un porcentaje del precio final de ciertos bienes y servicios, de manera que el pago del impuesto se hace al momento de cancelar los bienes y servicios, de este modo recae sobre el gasto de quien compra.

2. El IVA es un impuesto indirecto, ya que se cobra a las personas por medio de la compra de bienes y servicios, y no por medio de su ingreso directamente.

3. El IVA se considera un impuesto regresivo, ya que se cobra todas las personas por igual, es decir, este no discrimina la capacidad de pago, ni el ingreso de cada persona. Esto implica que una persona de bajos recursos termina pagando más impuestos, en relación con sus ingresos, por concepto de la compra del mismo bien, o la prestación del mismo servicio, si se compara con una persona de mayor capacidad adquisitiva.

 

Actualizado Diciembre de 2016

To Top